logo

Dunning-Kruger por doquier.

Tomad los dibujos de la semana pasada, que debo refugiarme. Esta cultura del éxito basada en clicks hechos con pulgares de personas que puede que estén defecando me resulta tan miserable que ya no me molesto en querer comprender. No solo hay que rebajar tu contenido al gusto de un público mayoritario (Porque el número es lo que cuenta) que además, hablamos de una franja de edad que ni siquiera llega a los 18 años de hoy (Que son los 14 mentales de antaño. Infantilización social y todo eso). Es lo que hay y es culpa nuestra.

Comments are closed.