logo

Voy tocando la flauta de plaza en plaza.

En estas tierras virtuales, y más concretamente en Twitch, voy encontrando seres la mar de variopintos. La primera impresión que me llevo de ellos es la de saltar por la ventana, optar por la evasión y escapar de sus gilipolleces, pero una parte de mí le gusta que le pinchen. Igual es que con esta actividad, voy encontrando un ajuste a mi alma para amaestrar párrafos como éste. Eso me lleva a reflexionar sobre la escritura en general. La gramática y la ortografía parecen cada vez atributos tan ausentes como un velatorio en un circo, y es una lástima. Una de mis normas para darle al ban en canal de chat se trata de precisamente de eso: Quien escriba mal (Pero realmente mal, no que se cuela alguna palabra o los acentos, etc.), le pego una patada al culo que sale volando. Y me encanta. Con un poco de interés a la lectura, las matemáticas de las letras puedes sortearlas y nadar en ellas sin problema alguno, así que es una prueba fácil que impongo. ¡Y funciona! El otro día vino un niño que no solamente escribía horrible, que además ¡Se justificaba como si yo no le entendiera! Fue sensacional. Quizás me llevé la misma sensación como si obtuviera un superpoder nuevo, como eructar lava y unicornios que siempre lo he deseado. Sí, igualito. Y viéndolo así por el retrovisor del pasado, me produce una erección que me cuesta horrores que no eyacule fuertemente. Os juro que se me ha puesto tan dura como un carozo. Estos pequeños placeres en este mundo por el deseo a aparatos conectados a internet, hacen que marque diferencia del resto. ¿Debería preocuparme por ello? Pues claro que no. De hecho cuando se escandalizan (Que luego lo niegan) de que carezco de redes sociales, me pasa igual que lo comentado. ¡Jojojo! Hasta este nivel hemos llegado, amigos: No solo lo aceptan que además, lo defienden y lo ven como inconcebible su inexistencia. ¡Vamos a por los dibujos de la semana

Dibujo sin terminar por Patrick Grau
Dibujo sin terminar. Ni yo sé de qué va.
La ucronía de defecar de pie por Patrick Grau
Esta ilustración tiene una historia muy pero que muy larga, que sucedió en una mañana de Twitch. No la contaré, así que usad la imaginación ya que no se usa a menudo estos días.
Casita por Patrick Grau
Mi casita de los traumas. También el de Anna.
Outward por Patrick Grau
Este Seikis sabe de qué va. Preguntádselo a él cuando lo veáis en Twitch.

Comments are closed.